Últimos días en Berlín. Reseña Glirp

Últimos días en Berlín, de Paloma Sánchez-Garnica. Reseña


Últimos días en Berlín de Paloma Sánchez-Garnica es una novela de ficción histórica ambientada en las primeras décadas del siglo XX y con una perspectiva de la vida cotidiana durante la Segunda Guerra Mundial.

Últimos días en Berlín

Lo único que se necesita para que el mal triunfe es que los hombres buenos no hagan nada.

Edmund Burke

Últimos días en Berlín. Finalista del Premio Planeta en 2021 y publicada el 4 de noviembre de ese mismo año, se ha convertido en una de las obras revelación de los últimos años.

Una novela de ficción histórica con un tema bastante recurrido como la Segunda Guerra Mundial y el clima de tensión de los años anteriores pero visto desde varios puntos de vista que pocas veces aparecen. Entre ellos destaca el papel de la mujer en esos tiempos oscuros.

Historia, rigor y momentos cotidianos que nos transportan a la primera mitad del siglo XX y nos atrapan hasta el final de la novela.

Sinopsis

Cuando el amor y la esperanza son más poderosos que el odio y la furia

Cuando Yuri Santacruz asistió al nombramiento como canciller de Adolf Hitler, no podía imaginar lo mucho que cambiaría su vida en Berlín. Había llegado allí unos meses atrás, después de haber huido, junto con parte de su familia, de San Petersburgo, asfixiados por una revolución que los había dejado sin nada. A Yuri también lo privó de su madre y su hermano pequeño, a quienes las autoridades rusas no permitieron la salida del país.

Ya en Berlín, su sentido de la justicia lo impulsará a defender a un joven comunista agredido por las tropas de asalto de Hitler. Ese día, además, conocerá a su gran amor, Claudia. Su vida dará un giro inesperado, y la que hasta entonces había sido su máxima prioridad, buscar a su madre y a su hermano, será sustituida por otra más urgente en esos tiempos convulsos: seguir con vida.

Una gran historia de amor y guerra, de lucha y supervivencia. Una delicia narrativa.

Una historia, muchas historias.

Aunque Últimos días en Berlín tiene a Yuri Santacruz como protagonista principal, podríamos considerarla una novela coral.

Gracias a Yuri viajamos desde su Unión Soviética natal a la España de su padre dejando atrás una historia que recurrentemente intentará resolver. A su corta edad parte de su familia se quedó bajo el régimen stalinista.

Ya en su juventud se traslada a Berlín para trabajar en la embajada española y allí transcurrirá gran parte de la trama. Le acompañaremos a ser testigo de la ascensión de los totalitarismos, tanto alemanes como soviéticos. Y ambos lo tendrán en el punto de mira

Muchos momentos cotidianos se van desgranando por las páginas dándonos una visión realista de los sufrimientos del pueblo judío o del ruso, los enfrentamientos (incluso entre familias), las venganzas, denuncias, persecuciones, el recorte de derechos, las guerras, las víctimas, el resentimiento, la culpa…

Pero entre tanto horror también hay espacio para los sentimientos puros como el amor, la amistad o la lealtad. Aunque el amor nunca puede faltar, en este caso no es idílico y también duele. Pero el amor y la solidaridad será quienes consigan ganar las pequeñas y grandes batallas de la vida diaria.

Las mujeres, las olvidadas

Las mujeres tienen un peso muy importante en la obra y, a pesar de que al principio se nos presentan gracias a Yuri, en muchos pasajes ellas ganan todo el protagonismo.

Ellas son las olvidadas de las guerras. Los hombres son los héroes porque van a luchar pero ¿acaso no lucharon las mujeres para poder sacar adelante a sus familias?

La perspectiva que nos muestra Paloma Sánchez-Garnica es una visión realista de lo que sufrieron aquellas mujeres. Basándose en diarios de la época y alejándose del relato oficial que obvió reiteradamente padecimientos como las violaciones que sufrían las mujeres por parte de los soldados de uno y otro bando, los abortos o agresiones, por ejemplo.

Las mujeres fueron víctimas de su país y de los enemigos. En el caso de Alemania eran meros objetos para perpetuar la raza aria y a la vez eran presas de de las barbaridades de los rusos. Y lo mismo ocurría en el bando contrario.

En definitiva, somos testigos de la cotidianidad, de múltiples escenas costumbristas, de la guerra desde el punto de vista de los civiles en general y de las mujeres en particular.

Las ideologías

Han borrado del mapa al disidente, al crítico, al opositor; la propaganda esta encadenando las mentes más lúcidas con un mensaje monótono, simple, insistente, suscitando desde la absoluta indiferencia hasta la peligrosa insensibilidad.

Uno de los mensajes más importantes que nos deja Últimos días en Berlín es el peligro de los totalitarismos y las doctrinas ideológicas.

Sin duda es un mensaje de advertencia. Un recordatorio de lo que ocurrió y de lo que no debería volver a suceder. El Tercer Reich y sus campos de concentración y los gulags stalinistas son los ejemplos más crudos de lo que es capaz la crueldad del ser humano.

Y no es casualidad que muchas de las partes del libro comiencen con una cita de la Propaganda de J. Goebbels. Hay que reconocer que muchos de sus preceptos son brillantes y aún se utilizan hoy en día en ámbitos como la publicidad y el márketing. Lástima que fuesen creados y utilizados como arma de odio.

Es muy interesante ver como un país acepta poco a poco una situación como la del nazismo. Casi sin percatarse, sin apenas poner oposición y, desgraciadamente, con el resultado que ya conocemos.

Además de esa advertencia sobre los extremismos, y quizá con mayor intensidad, lo que se queda al terminar el libro es la convicción de que para poder seguir avanzando es necesario, y muy importante, entender y perdonar.

Opinión

Nunca olvides que el amor y la esperanza son infinitamente más poderosos que el odio y la furia.

Últimos días en Berlín es una novela trepidante en la que visitamos diferentes escenarios de la pre y Segunda Guerra Mundial. Los dos bandos, los neutrales, los horrores, el amor, los sentimientos positivos y negativos, las venganzas, la violencia, la supervivencia… Y todo con una base histórica muy bien tratada.

Con una narración sencilla, directa y a la vez detallista y elegante, Paloma Sánchez-Garnica consigue que nos veamos inmersos en esos años oscuros, sintiéndonos en la piel de los personajes.

Otro punto a favor de la novela es que nos ayuda a descubrir otras obras que ya hemos apuntado en nuestras futuras lecturas. Así como también la explicación que nos da la autora en los Agradecimientos. Un pequeño esbozo de cómo es su labor de documentación.

Sin duda, una obra recomendamos muchísimo y se ha convertido en una de nuestras favoritas. Comparable a Dime quién soy de Julia Navarro pero quizá con un tono más realista o creíble y abarcando menos espacio temporal.

No te pierdas nuestra vídeo-reseña para conocer más sobre esta novela:

Suscríbete al canal Proyecto Glirp para estar al tanto de todas nuestras reseñas y más contenido.

Paloma Sánchez-Garnica. La autora

Paloma Sánchez-Garnica (Madrid, 1962) es licenciada en Derecho y Geografía e Historia. Trabajó como abogada pero abandonó para ser escritora a tiempo completo.

De gran personalidad literaria, ha destacado en lo narrativo por sus novelas de género histórico donde mezcla thriller y misterio, pasado y presente.

Obras

Últimos días en Berlín. Datos bibliográficos.

  • Título: Últimos días en Berlín
  • Autor: Paloma Sánchez-Garnica
  • Año de publicación: 2021
  • Fecha de publicación: 4 de noviembre de 2021
  • Editorial: Planeta
  • ISBN: 9788408249856
  • Editorial Audiolibro: Planeta Audio
  • Tipo: Físico (También disponible en Audiolibro y en Kindle)
  • Género: Novela histórica contemporánea
  • Nº de páginas: 648

No te pierdas nuestras recomendaciones de libros.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.