El libro Señoras que se empotraron hace mucho con la bandera arco iris detrás

Señoras que se empotraron hace mucho – Reseña del libro

Así de primeras el título puede impactar pero al abrirlo descubrirás historias que te sorprenderán aún más. 19 historias para recuperar la historia de mujeres que se amaron o, quizás no, pero que lucharon por nuestros derechos sin saberlo.

Señoras que se empotraron hace mucho, de Cristina Domenech

¿Sabías que una de las pintoras más famosas del siglo XIX tuvo que pedir un permiso especial para poder ir con pantalones al campo cuando trabajaba bocetando animales? ¿O que una de las mayores estrellas mediáticas del siglo XX ayudó a ganar una guerra con su ropa interior? ¿O que en el siglo XVII una cantante de ópera se metió en tantos líos que el rey de Francia tuvo que perdonarle la vida… dos veces?

Señoras que se empotraron hace mucho, Cristina Domenech

Señoras que se empotraron hace mucho tiene un título rompedor que no deja indiferente a nadie. Una presentación informal para una obra muy necesaria y llena de historia. De esa historia que se ha olvidado contar.

Todo empezó con un hashtag en Twitter (#SeñorasQueSeEmpotraronHaceMucho) para dar a conocer la historia de mujeres que se quisieron y que fueron borradas de la historia o ni siquiera les dejaron formar parte de ella.

Puedes ver todos los hilos del hashtag en el siguiente enlace.

Enlace al hilo de Twitter sobre Señoras que se empotraron hace mucho de Cristina Domenech

Y al final cristalizó en una obra de referencia para descubrir cómo ha ido evolucionando el amor entre mujeres y también como la sociedad lo ha asimilado.

La evolución de la amistad romántica pasando por el matrimonio bostoniano.

Datos de libro

  • Título: Señoras que se empotraron hace mucho
  • Autor: Cristina Domenech
  • Año de publicación: octubre 2019
  • Edición: 2ª edición, 2019
  • Editorial: Penguin Random House Grupo Editorial
  • Colección: Plan B
  • ISBN: 978-84-17001-93-3
  • Tipo: Libro de bolsillo de tapas blandas
  • Diseño: Penguin Random House Grupo Editorial / Ferrán López
  • Nº de páginas: 223

Cristina Domenech

Cristina Domenech nació en Málaga en 1987. En su cuenta de Twitter (@firecrackers) se describe como «victoriana de día, neo-victoriana de noche».

Tiene un grado y máster en Estudios Ingleses y actualmente está preparando su tesis de doctoramiento en la que analiza la literatura histórica desde una perspectiva queer.

Para conocer más sobre Cristina y su libro te recomendamos la entrevista que le hicieron en la web Más de Cultura.

El libro: sinopsis y estructura

El libro Señoras que se empotraron hace mucho se compone de una Introducción y 19 historias con personajes fascinantes y giros inesperados. Abarcan desde el siglo XVII hasta principios del XX.

Son relatos para saborear tranquilamente. Uno a uno. Historias que darían cada una para un libro si se conociesen más detalles o si la imaginación rellenase aquellas incógnitas que por desgracia no hay manera de resolver con información real.

Coincidió nuestra lectura del libro con la posibilidad de poder ver la película «Retrato de una mujer en llamas«. Obra 100% recomendada y que para nosotras se ha convertido en el relato número 20. En nuestro subconsciente ya está totalmente ligado a la obra de Cristina Domenech porque encaja a la perfección con las épocas y temática.

La historia de como va cambiando la perspectiva sobre el amor entre mujeres

A través de los relatos, y de manera cronológica, recorremos un panorama donde la relación entre mujeres pasa de ser algo considerado inexistente, a ser muestra de virtud e incluso estatus para luego ser perseguida y repudiada.

En los siglos XVIII y XIX existió lo que hoy conocemos como «amistad romántica» y que era un fenómeno social muy peculiar:

Se consideraba que las mujeres, sobre todo las de clase alta, eran completamente ignorantes con respecto al sexo y carentes de deseo carnal. Por extraño que parezca, esto desembocó en que dos mujeres podían dormir juntas o comerse la cara a diario sin despertar sospechas, mientras ninguna intentara usurpar un rol socialmente masculino.

Cristina Domenech, Señoras que se empotraron hace mucho

Quizá muchas de estas amistades románticas enmascararon amores de verdad. E incluso hubo algunas que lo llevaron al extremo como las Damas de Llangollen a las que llegaron a considerar «seres de luz y virtud». Vamos, un ejemplo para la sociedad. De hecho, todo el mundo quería visitarlas y hasta Jorge III les concedió una paga vitalicia.

Avanzando décadas, llegamos a otro nuevo fenómeno, el de los «matrimonios bostonianos«. Aunque el término fue acuñado por el libro de Henry James, Las bostonianas, el hecho en sí ya existía bastante antes.

Los matrimonios bostonianos eran básicamente pactos de conveniencia entre mujeres que querían ser independientes pero sin tener que casarse con un hombre. No tenían por qué implicar relación amorosa pero se sabe que muchas relaciones pudieron ampararse bajo ese término

Paradójicamente es, a finales del siglo XIX y comienzos del XX, cuando la ciencia comienza a investigar más en profundidad al ser humano, cuando más prejuicios y problemas aparecen.

(…)Se dio un violentísimo giro en la sociedad victoriana provocado en parte por los grandes avances científicos y su rápida expansión. Normalmente, cuando las palabras «victorianos» y «ciencia» aparecen en la misma frase, ya sabes, más o menos que una señora va a acabar mal en algún momento.

Cristina Domenech, Señoras que se empotraron hace mucho

Fue a partir de entonces que el amor entre mujeres empezó a considerarse enfermedad y a ser perseguido. Algo que, desgraciadamente, aún perdura en muchos lugares hoy en día.

La lucha por los derechos de todas las mujeres

Pero en el libro también hay mucho de revolución y de lucha de la mujer por ocupar el lugar que le debería y le debe corresponder en la sociedad.

Cada historia nos descubre una o varias mujeres extraordinarias incluso dentro de la normalidad de sus vidas.

Todas nos enseñan algo, nos reconfortan, nos llenan de energía para seguir luchando.

Muchas mujeres desaparecieron de la historia no ya por amar a otras mujeres sino simplemente por exigir sus derechos. A ellas les debemos mucho pero también queda mucho por hacer.

Hay una cita magnífica de Frieda Belinfante (la protagonista del último relato) que describe muy bien el espíritu de aquellas mujeres que lucharon por la igualdad y por hacer un mundo mejor:

Siempre ayudo a otra gente; si se lo merecen o no, eso viene después. No todos se merecen el esfuerzo, pero el esfuerzo siempre merece la pena.

Frieda Belinfante

Opinión

Señoras que se empotraron hace mucho es una obra que se tenía que hacer y se hizo.

Gran trabajo de Cristina Domenech recopilando relatos antiguos y dándoles frescura y espontaneidad. Matices que surgen sin duda de las redes sociales donde surgió la magia.

Libro ameno, da fácil lectura y que, a pesar de estar fragmentado en historias nos permite tener una perspectiva de cuatro siglos. Años que parecían vacíos de mujeres que «empotraban a mujeres» y que la autora ha rescatado para nosotras.

Aunque para todos los públicos, es recomendable especialmente para mujeres. Da igual que amen o no a otras mujeres. La lucha por los derechos siempre está presente cuando la protagonista es una mujer que lucha por sus ideales. Da igual si es una mínima acción o una revolución.

Si quieres saber más sobre nuestra opinión del libro y cuáles fueron nuestras historias favoritas no te pierdas la vídeo-reseña.

Reseña del libro Señoras que se empotraron hace mucho – Proyecto Glirp

¿Quieres conocer más libros? No te pierdas nuestras reseñas en Glirpbooks.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *